Contacto : 915 763 251 Madrid y 955 127 454 Sevilla

Mesoterapia Facial

Indicaciones

Este tratamiento está indicado tanto para la prevención del envejecimiento cutáneo no solo de la cara, sino también de cuello, escote, manos,… como para sus manifestaciones más características: arrugas, manchas, flaccidez, falta de luminosidad etc… Realmente aporta una revitalización global a la piel, haciéndola recobrar frescura, luminosidad y un aspecto más sano y joven. Por todo ello el abanico de edad de los pacientes que se pueden beneficiar de esta técnica es amplísimo.

¿Cómo se aplica?

La técnica consiste en la realización de pequeñas microinyecciones con diferentes sustancias, según el objetivo a conseguir. Estas multiinyecciones se realizan muy superficialmente en la piel, en las que se conocen como líneas de tensión, o simplemente de la forma más dispersa posible por todas las zonas a tratar.
En la mesoterapia las reglas básicas son: pequeñas cantidades, de la forma más dispersa posible, y directamente en la zona o lesión a tratar.
Los productos que se inyectan pueden ser con acción rehidratante, como el ácido hialurónico; de acción nutritiva, estimulante y revitalizante, como las vitaminas, minerales, oligoelementos, ADN, péptidos que imitan la acción de los factores de crecimiento,  etc. Aunque se pueden usar de forma aislada, lo más frecuente es utilizarlos combinados en los denominados “cócteles”.
Las microinyecciones se realizan con  aguja de muy pequeño calibre, resultando prácticamente indoloras; aunque para mayor comodidad del paciente solemos utilizar crema anestésica, la cual  se aplica 15-20 minutos antes o simplemente analgesia con frío (cubitos o bolsas congeladas).
Para finalizar el tratamiento se procede a realizar un suave masaje de las zonas tartadas y aplicamos  mascarillas cosméticas descongestivas, para contrarrestar el enrojecimiento y las molestias ocasionadas por las microinyecciones.

¿Cuál es la pauta de tratamiento?

El protocolo es específico para cada paciente en particular, pero de forma general lo frecuente es pautar las sesiones según la propia evolución de cada caso. Por ejemplo comenzar con 2-3 sesiones cada 15 días, para seguir con 1 cada 1-2 meses y mantener posteriormente el efecto con 3-4 sesiones al año.
Lo más frecuente es combinar la mesoterapia con otros tratamientos: rellenos faciales, bioplastia, peelings, toxina botulínica, … consiguiéndose potenciar y mantener las acciones de los mismos entre sí.

Duración del tratamiento

En total suele durar una hora aproximadamente.

Conclusiones

La mesoterapia es un tratamiento relativamente simple pero muy eficaz por lo cual se coloca en un lugar destacado en el arsenal de las terapias preventivas del envejecimiento de la piel. Asociado a otros tratamientos permite combatir algunas manifestaciones menores del envejecimiento cutáneo. Así mismo es una buena indicación para pacientes que sin presentar signos de envejecimiento desean mantener el aspecto juvenil y fresco de su piel.